Especulación sobre el argumento de la nueva trilogía de la Dragonlance que será publicada en 2022.

En una de las última entradas, hablando también sobre esta nueva trilogía de la Dragonlance, que llegará casi 40 años después de la publicación de “Dragones del Crepúsculo de Otoño” (“El Retorno de los Dragones” en la edición española), me hacía eco de las palabras de los autores, cuando anunciaron esta nueva trilogía, a principios de 2021:

The most beloved characters from the original novels along with introducing a new, strong protagonist”. Tracy Hickman.

We couldn’t be happier to be returning to the world we love. Dragonlance is what brought Tracy and I together so many years ago. We’re thrilled to be able to do this for existing lovers of Krynn while bringing our beloved characters to a new generation of readers.” Margaret Weis.

Esto es lo único que sabemos de las nuevas novelas. No se sabe nada más aún de su argumento. La publicación de estos nuevos libros de la Dragonlance, tras el litigio con Wizards of the Coast (que según la propia Margaret Weis acabó amigablemente), es segura. Eso sí, que nadie espere la publicación del primero antes de 2022, o, con un poco de suerte, Navidades. (y esto en inglés, así que en español tendremos que esperar con toda seguridad a 2022).

Así pues, solo nos queda especular, a partir de las palabras de los autores, sobre alrededor de qué puede girar el argumento de las nuevas novelas. Las pistas que nos dan no son pequeñas, desde luego, y suponen toda una declaración de intenciones. Podrían haber seguido el camino llevado a cabo con la última trilogía de la saga, “La Guerra de los Espíritus”, en la que se continuaba con la línea temporal iniciada con los nueve compañeros en “Las Crónicas de la Dragonlance”. En aquella última trilogía, los queridos Héroes de la Lanza toman un papel ya distante o secundario, todos ellos ya desaparecidos, por uno u otro motivo, menos el incombustible kender, Tas.

Podrían haber seguido hacia adelante, con personajes nuevos, contándonos historias asentadas más en el futuro. Pero por lo visto no ha sido ese el camino elegido, y las nuevas novelas estarán protagonizadas por los viejos personajes de las Crónicas, además de un nuevo protagonista principal. Repasemos los nombres de aquellos personajes: Los gemelos Raistlin y Caramon Majere, Tanis el Semielfo, el enano Flint Fireforge, el kender Tasslehoff Burfoot, el caballero Sturm Brightblade, los bárbaros Goldmoon y Riverwind, Tika, Laurana y Kitiara. Estos conforman el grupo protagonista de las Crónicas, fuertemente inspiradas, como todos bien sabemos, en El Señor de los Anillos, obra maestra insuperable y fundadora de todo un género literario. Las novelas de la Dragonlance, pasadas a través del matiz del juego de rol Dungeons & Dragons, quizá nunca alcanzarán el nivel de Tolkien, pero sí serán siempre una obra escrita desde el respeto, admiración y amor hacia la obra del profesor inglés, y una puerta de entrada perfecta para los más jóvenes en la fantasía épica.

Antes de marcharse de nuestro mundo, Tolkien escribió un relato y algunas notas sobre una posible historia ambientada en la Cuarta Edad. Iba a seguir adelante con la línea temporal de la Tierra Media, pero no encontró la inspiración necesaria, quizá tampoco la fuerza, para seguir adelante con aquello. Según sus propias palabras, llegó a la conclusión de que la Cuarta Edad no era un periodo del que a él le hubiera gustado escribir. Era una época de creciente oscuridad, en la que los niños jugaban en las calles a ser orcos, y nuevos cultos crecían en las sombras, acechando a un pueblo adormecido por los años de paz. El relato que escribió, incompleto (y recogido en uno de los volúmenes recopilatorios de la obra de su padre editados por su hijo Christopher), contaba cómo surgía un poder oscuro, desde una perspectiva muy sugerente, cercana al misterio y al horror que podríamos asociar a una historia lovecraftiana.

¿Por qué hablo aquí de todo esto? Bueno. Margaret Weis y Tracy Hickman han tenido la oportunidad de escribir una nueva trilogía de la que consideran, en sus propias palabras, la piedra angular de su carrera como escritores, la saga Dragonlance. Y dicen que lo van a hacer sobre los mismos personajes. Esta vez no irán adelante en el tiempo de la historia, ya que más adelante en el tiempo de la historia, en el tiempo de Krynn, ya no existe ninguno de esos personajes. Tendrán que haber encontrado una forma de contar de nuevo su propia historia. Una forma que introduzca, desde una perspectiva literaria, quizá, nuevos ingredientes o elementos, que aporten una nueva lectura, fresca y singular, de aquellos personajes.

Con la experiencia de haber escrito muchas otras cosas después de las novelas de las Crónicas de la Dragonlance, que fueron sus primeras novelas, volver sobre los mismos personajes nos promete una visión más madura de ellos. Pienso en una especie de reelaboración, un “remake” de las Crónicas, en el que los misteriosos caprichos de los viajes en el tiempo quizá tengan algo que ver. Así, me imagino una especie de trilogía de reinicio de la Dragonlance, siguiendo algo del estilo de lo que hizo J.J. Abrams, con bastante éxito, para relanzar Star Trek, con los mismos personajes, pero volviendo a su pasado, a sus inicios. En este terreno, los autores pueden jugar a la ucronía con sus propios hechos y personajes. Así, por ejemplo: ¿qué pasaría si Kitiara sí hubiese acudido a su cita en la posada de El Último Hogar, y fuese una más de los compañeros de la Lanza (puede que por huir tras asesinar a un señor del dragón que hubiese intentado abusar de ella)? ¿Y si alguno de los personajes hubiese muerto en circunstancias diferentes?, ¿o si Raistlin no hubiese renunciado a su salud por su poder, y nunca se hubiese convertido en el archimago que soñaba? ¿Y si no hubiese sido tan débil, y, por tanto, no se hubiese sentido atraído por la magia y el mago fuese otro compañero? Creo que esa es una de las posibilidades, que en esta trilogía seamos testigos de muchos “Y si”. Aunque claro, si te pasas con esto, puede que se estén alejando demasiado de los personajes. Realmente no es necesario alejarse de su idiosincrasia, lo que hace a cada personaje lo que es, para reescribir su historia (como vimos en Star Trek).

Es difícil imaginar otra forma de que los antiguos personajes sean de nuevo los protagonistas, que no sea el remake, a no ser que se trate de volver sobre historias pasadas suyas que no fueron contadas antes; pero estoy seguro de que esto no será así, porque es algo que ya hicieron en otra trilogía Weis y Hickman, la que me faltaba por mencionar en este blog: “Las Crónicas Perdidas”. En ella nos narran hechos no desarrollados en sus anteriores trilogías, protagonizados por aquellos mismos personajes. Aquí se trata de una historia nueva, pero ¿cómo de nueva? Es lógico pensar que ese nuevo personaje protagonista, del que nos habla Tracy Hickman (no se puede sino pensar en Mina, la oscura protagonista de “La Guerra de los Espíritus”, aunque allí la presencia de los antiguos compañeros se reducía a Tasslehoff), tenga bastante que ver con el embrollo temporal que nos permita asistir a este remake de las Crónicas. Pero, ojo, recuerdo que todo esto son especulaciones. Me estoy dejando llevar por lo que imagino que puede ser, pero quizá las nuevas novelas no tengan nada que ver con todo esto. Solo es que, como digo, no se me ocurre otra forma de que los mismos personajes sean otra vez protagonistas. Posibilidades hay muchas, claro, infinitas. Quizá el grupo se vea enfrentado a un nuevo mundo, plano, tiempo, o una combinación de todas esas cosas. De qué forma se entrelazará todo lo que vivan en estas nuevas novelas con la historia ya contada en las Crónicas y las Leyendas, si afectará y cambiará a aquellos hechos, o no… solo podemos seguir especulando. Podría ser algo tan “simple” como que el nuevo protagonista, viajando a través del tiempo, o de los planos, incluso de los mundos, convoque a cada uno de los héroes, para hacer frente a un nuevo peligro, en alguno de esos otros tiempos/mundos/planos de existencia.

Como he escrito en las últimas entradas del blog, la publicación de esta nueva trilogía de la Dragonlance parece formar parte de un plan editorial de Wizards of the Coast (pese a las desavenencias surgidas, luego solucionadas) para relanzar Dragonlance como setting para Dungeons & Dragons en la quinta edición del juego; lo que, casi cuarenta años después, sería un reflejo perfecto de la forma en que surgieron, a principios de los 80, las novelas originales, como un experimento multiplataforma por parte de TSR, la entonces propietaria de D&D, para narrar en forma de novelas los módulos de la nueva ambientación desarrollada por Tracy Hickman para la segunda edición de D&D. (Aquella edición se llamaba AD&D, Advanced Dungeons & Dragons). De hecho, también hubo cómics, libros de arte, etc. Fue algo casi experimental, que nunca se había hecho, como nos cuenta Tracy Hickman en la introducción a la edición integral anotada de las “Crónicas de la Dragonlance”.

En fin, solo estos dos escritores, y muy poca gente más, conocen lo que nos aguarda en las páginas de las nuevas novelas de la Dragonlance, casi 40 años después de que aquellos personajes salidos del juego de rol iniciasen sus aventuras. Esperemos que la publicación en nuestro idioma sea rápida y pronta, y que tengamos fechas a poco de conocer la fecha de salida del primer volumen en inglés.

¿Es Seldon Cooper, el que sale al fondo a la izquierda? Bien podría serlo, xD