No estamos tan mal…

Estaba siguiendo la lección de inglés de hoy, y me he topado con un fantástico artículo que reflexiona sobre cómo el ser humano suele tender a creer que las cosas le van a ir de puta madre en lo personal, pero en cambio es tremendamente pesimista en lo social…Y eso pese a que las tablas estadísticas indican claramente que somos una sociedad mucho mejor que la de hace unos 30 años, en todos los aspectos. Comparto aquí las imágenes…

Como desde una perspectiva individual tendemos a considerar todo momento pasado mejor que el actual, por influencia de la nostalgia, ligada a la pérdida de juventud, eso distorsiona nuestra visión del conjunto de las cosas, de la sociedad.Las mentiras de los políticos para acaparar poder también influyen, sin duda. Por supuesto, debemos ser críticos con nuestros gobernantes, y no hay que dormirse en los laureles, nunca, pero hay un falso discurso, por parte de la izquierda sectaria sobre un futuro apocalíptico…Un apocalipsis debido, por supuesto, al capitalismo.

Pero el capitalismo no es malo per se. Tampoco es que sea bueno. Es lo que es, la forma en que la economía imita a la vida. Promueve el progreso y la evolución de la especie, visto desde una perspectiva más científica.No es que el capitalismo no conlleve también sus riesgos, y no sería mentir si decimos que la pandemia y el cambio climático se deben al mundo competitivo y global en el que vivimos. Pero es indiscutiblemente cierto lo que dicen las estadísticas. Cada vez estamos mejor.Como sociedad global, progresamos cada vez a mejor.

Cada vez hay menos guerras, menos hambre y menos sufrimiento. Evidentemente, al ser una sociedad global e hipercomunicada, los desastres que ocurren en cualquier parte del mundo enseguida son noticia…El ser humano, como persona individual, posiblemente no esté preparado para saber conjugar toda esa información con su psicología. Pero las cosas que son noticia lo son por ser extraordinarias, cosas extraordinariamente malas, por lo general…

Cosas que son noticia porque no son lo normal.La izquierda se aprovecha sin escrúpulos de este desfase entre la psicología individual, incapaz de manejar las noticias referidas al conjunto de la sociedad que nos rodea, nuestras mentes hipercomunicadas, insisto, no preparadas para estarlo, y deforma nuestra percepción…Nuestra idea del futuro.Esto es especialmente fácil de conseguir cuantos menos recursos intelectuales se tienen; por eso las personas menos educadas y sensibles son carne da cañón de los Partidos populistas, como Podemos y Vox, que se aprovechan de las desgracias ajenas para someter su estado de ánimo.

Para manipular a esas personas.Dado el grado de tecnología e industrialización que hemos alcanzado, y el nivel de bienestar que ha significado en general para toda al pobación mundial, solo hay un camino que seguir adelante, el del progreso, aunque el progreso es algo muy diferente a lo que nos venden.El progreso es algo radicalmente contrario a la izquierda y al comunismo, que lo que quieren es justo lo contrario, la vuelta del ser humano al pasado. A la naturaleza. A un mundo más cruel, más natural. Menos humano.

Conlleva riesgos el capitalismo, sí, evidentemente. Otras veces he usado, hablando de este tema, la metáfora del motor de un vehículo, y volveré a hacerlo. Pero tenemos que seguir en movimiento, progresando.

Si paramos el coche para quitar el motor (el capitalismo), y poner otro, unos caballos, por ejemplo, nunca llegaremos a tiempo a la siguiente encrucijada. Moriremos en el camino. porque a medio y largo plazo la humanidad simplemente se extinguirá, si paramos…Como le ha sucedido al 99% de las especies que han poblado el planeta, desde mucho antes de que existiese el ser humano. Porque la naturaleza no hará nada por nosotros, si nosotros no hacemos algo por nosotros.

Tampoco quiero demonizar a la izquierda, aunque dé esa impresión. La izquierda cumple un papel muy importante, en su pelea para que los logros debidos al progreso científico y tecnológico, y la riqueza, lleguen a cuantas más personas mejor. Lo que ocurre es que si se pasa de cierto límite, puede ser muy contraproducente, y convertirse más en un obstáculo para el progreso y el bienestar de la gente que en algo bueno, que es lo que irremisiblemente suele pasar con eso que se llama izquierda en España, sin ir más lejos.Lo cierto es que, suelo decirlo a menudo, estamos viviendo en un tiempo en el que estamnos asistiendo a hechos extraordinarios, hechos tecnológicos tales como:

Cohetes que aterrizan verticalmente, y la pronta construcción de los primeros hoteles en el espacio, en la órbita de la Tierra, con el viaje tripulado a Marte a la vuelta de la esquina. Ahí está también la minería de asteroides, capaz de dotar a la Tierra de nuevos recursos… La investigación en energía de fusión, una fuente de energía limpia y en la práctica inagotable, al menos durante muchos siglos, hace que podamos ser optimistas con alcanzarla quizá a lo largo de este siglo o el siguiente. Puede que nosotros no veamos una energía de fusión lo suficientemente práctica para ser usada, aunque ya hay diferentes centrales experimentales a lo largo del mundo, pero estoy seguro de que en una o dos generaciones sí. (Estamos hablando de energía de fusión, que es la misma que se produce en las estrellas, por fusión de átomos, no de fisión, que es la energía nuclear actual, que se produce al romper los átomos, que es lo que produce la radiación).

Y todos estos logros científicos y tecnológicos derivan en un mayor bienestar para toda la humanidad.Luego vendrán desafíos de todo tipo, algunos que ya intuimos como los peligros que conllevará la inteligencia artificial, si no sabemos manejarla adecuadamente, o la nanotecnología. Pero a medio y largo plazo, los avances científicos redundan siempre en un mayor nivel y esperanza de vida. Ahora mismo, muy por encima de la pandemia, el mayor desafío es el cambio climático. Pero podemos superarlo. Quizá incluso, con el tiempo, haya nuevos mundos en los que nuevos seres humanos puedan experimentar, si ese es su deseo, con nuevas sociedades utópicas, del gusto de la izquierda, donde se practiquen economías más artificiales, que anclen a esas sociedades más a la naturaleza. Nótese la paradoja, pero es que es así, construir nuevas sociedades que vuelvan a la naturaleza será algo antinatural al ser humano; pero será viable hacerlo.

Así que, en fin, las cosas están bastante mejor de cómo nos las suelen pintar en las noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s