The Boys

the-boys-1

 

Vista The Boys, para mi gusto la mejor serie del momento. Aunque el final es puro “cliffhanger”. Y eso, en una serie de tan pocos episodios, es algo negativo, no positivo. Porque a lo que se prestan las series de temporadas de tan pocos episodios es a hacer historias redondas.Y por eso The Boys no es una serie redonda. Es la última vuelta de tuerca al género superheroico, una serie basada en unos cómics que desconocía (no soy fan de los cómics en general), que en la pantalla se convierte en algo fresco y por momentos sorprendente dentro de ese género.

Y desde luego, con ganas de ver más, que es de lo que se trata. Hasta que la fórmula se agote.
Que se agote antes o después, claro, dependerá de lo buenos que sean los guiones de las siguientes temporadas, en si de verdad hay algo que contar, y no es todo una sucesión de violencias sin ton ni son.

Como en toda serie donde el arco argumental de fondo importa poco, como esta, lo importante es que haya personajes carismáticos, de los que quieras saber más, eso, más allá de la novedad que supone en el género, es el punto fuerte de The Boys.
Si se quiere rascar un poco más, y ver en esta serie una metáfora del baile entre la economía, el poder y la guerra, del que se vanagloriaba con terrible cinismo un premio Nobel de la Paz como Henry Kissinger… Pues sí, seguramente podamos comprar eso también. Así que algo de fondo hay, después de todo.

Mención aparte, no he leído nada sobre ello, pero me lo imagino, el controvertido personaje de Profundo. ¿Un violador redimido? La de barbaridades que se tienen que estar soltando de esta serie, solo por eso.
Ojo, no es que el personaje se redima, su historia queda colgada también, como todo en esta temporada. Pero al margen de por donde vayan los tiros en la siguiente, el personaje mola. Y de Patriota no diremos nada. Su actor merece varios premios de esos.

Aprovecho la oportunidad para comentar lo estúpido que me parece que en determinados sitios de Internet se hable de la serie en castellano nombrando a sus personajes en inglés: Homelander en vez de Patriota, o The Deep en vez de Profundo, por ejemplos.
Porque yo pensaba que esta serie se basaba en cómics más de autor, y que en evitar esas tonterías radicaba una de las principales diferencias entre este tipo de superhéroes más realistas y los de los cómics de superhéroes más convencionales. No traducir los nombres en castellano contribuye a desdibujar la perspectiva que se nos pretende dar en esta historia de superhéroes, una como nunca antes la habíamos visto (con el permiso de Watchmen): más cercanos, falibles e imperfectos. Así que el doblaje es tan correcto como estúpidos esos sitios web.