Por qué me gustan más las películas de El Hobbit que las de El Señor de los Anillos.

the-hobbit-an-unexpected-journey

Sí, amigos. Habéis leído bien. Tampoco es que sea algo que debiera sorprender mucho a cualquiera que haya leído alguno de los artículos de este blog. Me gusta sentir, vivir las cosas, por mí mismo, sin dejarme llevar por lo que piensan los demás, especialmente cuando capto el tufillo de las habitaciones llenas de pensamientos mal ventilados, de los que se regurgitan de unos a otros, como si fuésemos un ente colmena.

2113

No niego los logros que supuso El Señor de los Anillos, si bien hoy me parecen mucho más técnicos que otra cosa. Después de todo, teniendo un mínimo de buen gusto, talento y el dinero necesario, ¿cómo se podría hacer una mala película de El Señor de los Anillos? A día de hoy, y he leído algo más que bastante, esa trilogía quizá siga siendo lo mejor que he leído en mi vida. Pero creo que las películas no están envejeciendo del todo bien. Me siento mucho más identificado con el héroe que vemos en la adaptación cinematográfica de El Hobbit.

man_eating_carrot_in_bree

Para empezar, es una adaptación, desde sus raíces, mucho más fiel al libro que ESDLA. Y aquí debemos reflexionar sobre la paradoja que supone el que tantos hayan vilependiado tanto a Jackson con el Hobbit, tantos que lo habían amado tanto antes. Y es que en el mundo en general, y en España en particular, la gente adora defecarse en ídolos caídos.  Y se dejan llevar por lo que hace y dice todo el mundo. Son como la chusma enfervorecida, que ya vitorea a los clérigos de un falso dios que están a punto de quemar en la hoguera al mago que  ha osado intentar desenmascararlos, mientras insulta y tira piedras al aturdido mago, ya vuelve esas piedras e insultos contra los clérigos impostores, en cuanto los amigos del mago lo rescatan y vuelcan las tornas de los acontecimientos.

Así, ¿no es cierto que siempre, de forma invariable, se ha dicho que la principal flaqueza de las películas es que no pueden pretender ser tan buenas como los libros, porque sencillamente su duración así lo impide? Sin embargo, cuando por fin tenemos un primer ejemplo de lo contrario, de unas películas que se toman todo su tiempo y su dedicación para plasmar a lo largo de casi nueve horas de cine un libro de 300 páginas, dando protagonismo a tantos detalles, y también insuflando vida en acontecimientos solo sugeridos en el libro, la crítica desconcertante, por simple, pueril, es ” ¿pero a dónde va ese, haciendo TRES, TRES películas del libro?” Siempre negativos, que diría Van Gal. En realidad, la sociedad, en sus flaquezas, tiene mucho de periodismo deportivo, un periodismo casi siempre pueril y chabacano.

an-unexpected-journey-trailer-breakdown-7

Se le critica también al Hobbit la osadía de introducir un personaje femenino que renueva y actualiza la historia, como si no hubiera sido esa una de las premisas de ESDLA, siendo que los retoques hechos en el Señor de los Anillos, donde cada película ha de abarcar con apenas tres horas un libro de 400 páginas, amputan la historia contada en los libros por todas partes, quedándose siempre, de forma harto insatisfactoria, en la superficie de todo. Y también en lo formal, desde la crucial concesión comercial de convertir a los hobbits, que en las novelas parten de la Comarca frisando el medio siglo de existencia, y tras no pocas e interesantes disquisiciones y misterios, totalmente ninguneados en el cine, en forma de jovenzuelos mucho más cercanos a la obra de un Terry Brooks que a la de todo un Tolkien.

laketown

Ciudad del Lago, Bree, también las ruinas de Esgaroth, la casa de Bilbo, la granja de Beorn, el Bosque Negro, Dol Guldur, las cuevas de los trasgos, La Montaña Solitaria… todos esos entornos salen de la película y te atrapan, porque tienen el tiempo, el ritmo necesario para seducirnos, casi a un nivel literario. Jamás sentí tal cosa viendo ESDLA. Las cosas estaban muy bien hechas también, pero el ritmo te impedía sumergirte en ellas. Y la sensación de pérdida, tras leer los libros, es enorme. Uno de los detalles que más me decepcionó fue el de los muertos, que de ser un pasaje con una gran carga emocional en los libros pasó a ser poco más que una marea de mocos verdes en la película.

Que no se me entienda mal. Disfruté las películas, cada una menos que la anterior, todo sea dicho, porque para mi gusto fueron de mal en peor. Y es que es imposible pretender abarcar El Señor de los Anillos con solo tres películas, cuando, me quedó perfectamente claro tras ver el Hobbit, deberían haber sido nueve. Y cuánto me gustaría que el propio Peter Jackson tuviese la osadía de contradecirse a sí mismo, de superarse a sí mismo, y rehacer El Señor de los Anillos desde cero, de nuevo.

1482257444928

El Hobbit, en su versión cinematográfica, al contrario que ESDLA, son películas que envejecen mejor. Cada vez que las he visto he disfrutado más con ellas. Me han parecido más hondas y más humanas, más creíbles, más detenidas y más completas. Más, en fin, maravillosas. Y es que cuando eres capaz de dedicar casi nueve horas de cine a 300 páginas, las sensaciones, de pronto, empiezan a colindar con terrenos más propios de la literatura. Cuánto más me identifico con ese hobbit absoluta, genial y maravillosamente retratado, construido, que es el Bilbo Bolson interpretado por Martin Freeman, que no por el estándar, sobreactuado, a veces incluso histriónico, y jovenzuelo Frodo de las películas.

smaugbilbo1

En fin, a mí la versión cinematográfica de ESDLA más o menos me gustaba, hasta que vi El Hobbit. La gente empero, se deja llevar por la nostalgia del tiempo pasado que siempre cree mejor, y por el tan difícil de superar pensamiento colmena (por no decir borrego), y no pocos se llevan incluso las manos a la cabeza, cuando son testigos de aseveraciones tan osadas como las de este artículo. Pero me seduce mucho más la historia que me cuentan con el Hobbit, más pausada y más creíble, más experta; pero también más divertida, más diversa… Más auténtica. Más de todo.

hobbit-dol-guldur_c5ge

En fin, yo seguiré soñando con una nueva versión cinematográfica de El Señor de los Anillos, una que, por fin, haga justicia a los libros. Estoy seguro de que será imposible con menos de nueve películas de larga duración, o el equivalente en forma de serie. Una historia con las pausas suficientes para dotar de una nueva dinámica a lo que a día de hoy es una versión superflua y con un ritmo y un estilo que a veces llegan a saturar, desaprovechando casi todos los mejores momentos contados en los libros.

el-hobbit-abre

No se trata de que me guste más la historia de EL Hobbit, porque me gusta más la historia de El Señor de los Anillos. Pero Yo prefiero que las obras que me gustan se enriquezcan, a que se empobrezcan. La versión cinematográfica de ESDLA es buena, muy buena incluso… hasta que relees el libro. En cambio, si relees el Hobbit, y luego ves las películas, a mí me siguen pareciendo igual de buenas.

el-hobbit-6

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s