A la luz de los Errantes. (Letra de una de las canciones del álbum: “In a Parallel World”)

Ayer te vi correr sin mí
por el límite del parque,
a la luz de los errantes.
Ayer te oí —>

—> decirme que:
no tenga miedo.
Que estás vivo al otro lado,
tras las cancelas del tiempo,
en luz que brilla más allá,
más allá…
De los árboles sin fin.

***

Hoy te vi correr de nuevo
desde un taxi en la lluvia,
y aunque sabía que era un sueño
fui corriendo hasta las puertas
del Central Park.

Entre nubes de tormenta busqué
tu sombra en el recuerdo: de los árboles,
de los puentes, de la hierba empapada del
invierno de aquel año que vivimos en Nueva york.
Semana tras semana,
noche a noche,
cada nuevo día,
tú y yo,
siempre preparados,
sin saber
si el último día sería ya,
viviendo sin futuro…
Vete muerte vete.

Ayer te vi correr sin mi
por el límite del parque,
a la luz de los errantes.
No fue un sueño, ya lo sé.
Tan intenso, el recuerdo,
un instante, eternamente…

 

© Eugenio Santiago García Espejo-Saavedra